Etiquetados: relatos
Cuentos encadenados

Cuentos realizados por los alumnos del programa CREA literario del curso 2012/2013 coordinados por la profesora Laura Sánchez Benita.

CUENTOS ENCADENADOS by iesluisbunuel

El mundo en un papel

Periódico imaginario realizado por los alumnos del programa CREA literario del curso 2012/2013 coordinados por la profesora Laura Sánchez Benita.

El Mundo en Un Papel by iesluisbunuel

 

Microrrelatos

1. Llegó y llamó a mi puerta sosteniendo algo entre sus brazos. La abrí y allí estaba aquella  emigrante con un bebé entre sus brazos, al que había dado a luz durante el viaje. Me hizo gestos de que lo cogiera, ya que aún no sabía el idioma, y cayó muerta de cansancio. Murió. Y yo sigo con su bebé convertido en una gran persona.

Celia Palomar Sánchez, 1º ESO B.

2. Si el despertador de mi padre hubiera sonado dos segundos antes, si se hubiera dado más prisa en vestirse, si yo no le hubiera llamado justo cuando cruzaba la calle, él no se hubiera dado la vuelta, y yo ahora no estaría aquí. Aunque ya hayan pasado tres años, el hecho de estar sentada junto a su tumba me hace recordar aquel momento, mi padre tumbado en el suelo agonizante y el ataque de histeria del conductor del coche. Y aunque haya pasado mucho tiempo, mi vida no ha vuelto a ser igual. Cuando ocurrió el accidente tan solo tenía trece años, ahora con dieciséis sigo sintiéndome igual de culpable.

Nerea Serrano Cabello, 1º ESO A.

3. Una semana expulsada en casa. Y la amiga de Ángela, la verdadera culpable, seguía en el instituto. Me había dejado llevar por la que creía que era mi amiga. Tengo miedo de que al volver al instituto me señalen con el dedo. Sigo sin saber por qué me expulsaron  y por qué me creen culpable. Y hoy es mi cumpleaños. Mi regalo: incomprendida por mis padres, rechazada por mis amigos y la verdad oculta.

Creación colectiva de los alumnos de CREA literario y audiovisual.

4. Qué profunda es mi desesperación, no puedo creérmelo, mi vida, por ciclos, se repite.

Hace cuatro años creía que no iba a poder soportar aquella frase: “Tata”, decía ella, unida a aquel micrófono de las Winx, “¡te la voy a contar otra vez…!”

Y ahora entro en el mismo estado cuando coge la flauta y una y otra vez repite la misma canción, y con esa carita me dice: “Espera, tata, la toco otra vez a ver si me la sé mejor”.

No encuentro pozo profundo en el que esconderme, no encuentro consuelo, ya estoy casi segura de que después de la flauta seguro que se inventará una nueva tortura.

Natalia Arroyo Fernández, 2º ESO A.

5. Cuentan en mi pueblo una leyenda sobre un antiguo pozo de los deseos que contenía agua de monedas, y si la bebías se cumplirían todos tus deseos. De su boca salía una extraña y dulce voz femenina que invitaba a pedir un deseo. Muchos se acercaban a la boca del pozo sin saber que no regresarían jamás de ese sueño.

Creación colectiva de los alumnos de CREA literario y audiovisual.

6. Quisiera ser alma libre como tú, volar hasta donde se pierde la vista. Quisiera poder revolotear junto a las hermosas flores del valle, ser libre de ir donde quiera, poder tocar el cielo con las manos, sin restricciones, amar libremente. Quisiera ser como tú, linda mariposa. Ese es mi sueño, mi vida.

Nerea Serrano Cabello, 1º ESO A.

7. La mariposa despertaba de su letargo invernal, como cada año. Sus ganas de volar eran inmensas.

Mi perra Chiquita la descubrió: corría, brincaba con tal de poder alcanzarla, pero con su corta edad, seis meses, y su pequeño tamaño, era incapaz de lograrlo. Nunca la había visto, ni sabía lo que era, una mariposa que con sus alegres colores subía, bajaba e iba en círculos de un lado para otro. Mi perra alucinaba con su descubrimiento. ¿Qué era aquello que no paraba, que tenía tantos colores, que subía y bajaba? Pero, de repente, algo entristeció su mirada, ¿qué pasaba? ¿Había desaparecido? Ya no estaba, aquel animalejo que ella había descubierto desapareció sin que ella se diera cuenta.

¿Qué habría pasado con la mariposa? ¿Se la habría comido algún pajarillo? ¿Se habría posado en otro sitio?…

María Contreas Orejana, 2º ESO A

8. Lo quería mucho, llevaba conmigo desde el principio, no lo podía olvidar, estuvo conmigo durante mis momentos tristes, los felices, los alegres,…

Y ahora que era cuando más lo necesitaba no estaba conmigo, por el mero hecho de hacerme mayor, mi querido osito, ¿en qué mano inocente estarás?

Te necesito, ¿dónde estás? Te busco y no te encuentro, cada día que pasa te necesito más y más…

Vuelve, vuelve conmigo, sin ti me siento como esa mariposa que, cuando sale de la crisálida, tiene miedo a desplegar las alas y volar, de conocer el mundo sin ti, sin tu calidez, no sé cómo lo podré soportar.

Natalia Arroyo Fernández, 2º ESO A

9. Ojalá mi corazón fuese de piedra, y el mundo un desierto en el que,  aunque la soledad reinara, el dolor pudiera quedarse enterrado bajo las cenizas de un mundo casi olvidado.

Caminamos sin prisa, sin pausa, movidos por una única esperanza, despertar al fin de esta terrible pesadilla.

Le miro y miro atrás, en el tiempo vivido, y sufro al pensar en el que está por venir.

Nerea Serrano Cabello, 1º ESO A

10. Ojalá mi corazón fuese de piedra para no sentir. Estaba atemorizado, no sabía qué hacer ni dónde ir, sólo quería escapar de allí y olvidar lo ocurrido. Mi hijo me preguntaba qué pasaba, por qué íbamos vagabundeando por las calles, por qué no volvíamos a casa. Yo no le contesté, no quería que supiera nada de lo ocurrido.

 Belén Martín Martín. 2º ESO A

11. Ojalá mi corazón fuese de piedra y todo el mundo de mi alrededor fueran estatuas, todo sería oscuro, tétrico y maloliente, la gente vagabundearía por los parques, sin rumbo, sin pensamiento, con los ojos oscuros, nadie sabría lo que pasaba, el mundo había cambiado, ya todo era diferente, nada iba a volver a ser igual, ¿qué pasaba?, todo estaba oscuro, y a mi alrededor almas sin rumbo, parecía un cementerio, pero no lo era, era la realidad, era el fin del día, todo lo demás sería noche y la gente no volvería a ver la luz en su vida.

María Contreras Orejana, 2º ESO A

12. Ojalá mi corazón fuese de piedra. Logré escapar de mis pensamientos gracias a un pájaro que se posó en una rama. Dirigí la vista hacia mi hijo, que seguía ahí sentado, con su mirada inocente clavada en la ciudad, hogar de su infancia, y que ahora dejaba atrás poco a poco, madurando inevitablemente, antes de tiempo. Ojalá todo lo que hemos pasado acabara y sobre el mundo volviera a brillar un rayo de esperanza.

Estrella Moraleda Hernández, 2º ESO A

Acércate

Texto elaborado por la alumna de 1º de ESO del programa CREA literario del curso 2010/2011 Ángela Santiuste Sarabia.
Al Atardecer – Angela Santiuste Sarabia

La descripción: un paisaje y un estado de ánimo

Presentamos varios ejercicios de descripción escritos por los alumnos del Programa CREA literario durante el curso 2010/2011.

    Las pistas – María Contreras Orejana
    Un bonito día – Estrella Moraleda Hernández

Un millón de flores

Relato redactado por Nerea Serrano a partir de una idea del grupo CREA literario del curso 2012/2013.

UN MILLÓN DE FLORES by iesluisbunuel

Tres variaciones sobre un mismo tema: La Traviata

Presentamos tres relatos distintos con un esquema común: una pareja que se deshace por intereses y presiones familiares, representadas en el padre de él. Cuando se intenta recomponer la situación ya es demasiado tarde.

Es el núcleo argumental de “La traviata”, de Verdi.
Agata – Lara Moriana Cano

Audrey – Irene Del Cerro Esteo

Airi – Ana Sotto Lozano

El secreto de Isaías Celemín

El secreto de Isaías Celemín es una creación colectiva del grupo de alumnas del proyecto CREA literario. Cinco voces hablan en este relato fragmentario, y ninguna de ellas es Isaías Celemín, el personaje citado en el título. Esas voces –de cuya redacción se ha encargado cada una de las alumnas- corresponden a distintos miembros de la familia Celemín, y el conjunto permite obtener una idea aproximada de quién este personaje y de las circunstancias personales y familiares que lo rodean. Un ejercicio interesante para el lector puede ser la identificación de los miembros que componen la familia (o cercanos a la familia) a partir de la lectura de los diversos fragmentos.

El relato es fruto del trabajo realizado durante unos dos meses por cada una de las integrantes del grupo: dar forma al proyecto, crear los personajes y las relaciones entre ellos, escribir varios borradores, revisarlos y corregirlos  en la hora semanal del proyecto hasta la redacción final del texto.
El Secreto de Isaias Celemin